El deporte se convierte en una herramienta para sensibilizar en igualdad de género en Uganda

El subcondado de Budondo acogió la primera competición deportiva para la sensibilización de la población masculina de Jinja en el marco del proyecto “Promoción del desarrollo socioeconómico en contexto Covid-19 de las mujeres rurales en el distrito de Jinja, Uganda, Fase II” ejecutado por WIPE-Uganda en colaboración con Fundación Mujeres y financiado por Ayuntamiento de Córdoba

 

En el mes de abril se organizó un partido de fútbol en Budondo para motivar a los hombres de la comunidad a participar en una actividad de sensibilización sobre derechos de las mujeres e igualdad de género. Esta competición es la primera de las tres que se van a celebrar a lo largo de este año para involucrar de forma directa a los hombres como aliados en la lucha por la igualdad de género, utilizando mensajes positivos y relevantes. “El llamamiento a los hombres de la comunidad a participar en un partido de fútbol es la excusa perfecta para poder trabajar durante un día entero con ellos. Creemos que tienen un papel fundamental en la lucha por la igualdad de género y, por tanto, debemos contar con su apoyo si queremos lograr nuestros objetivos” afirma Deborah, coordinadora local del proyecto. WIPE-Uganda, la socia local, contactó con dos equipos locales de fútbol para que lideraran la competición deportiva y así llamar la atención de la comunidad. Todos los jugadores pertenecían a la misma comunidad, y algunos incluso eran familiares o cónyuges de las mujeres participantes del proyecto. 
 
El espacio se decoró con pequeñas banderas llenas de mensajes sobre igualdad de género, con los logos de las organizaciones y el proyecto. Además, se contó con un facilitador para que, al mismo tiempo que retransmitiera el partido de fútbol, estratégicamente, fuera lanzando mensajes sobre igualdad de género o sobre los efectos negativos que la masculinidad puede tener en las comunidades. El equipo de WIPE-Uganda, por su parte, trataba de iniciar debates entre el público sobre género, violencia doméstica o Derechos Humanos. El objetivo era hacer partícipes a los hombres, subrayando la importancia de contar con su apoyo para conseguir igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y romper estereotipos de género. 
 
La actividad ya ha tenido sus primeros impactos positivos: “Me encanta ver fútbol, sobre todo, si son mis compañeros los que juegan. Si se organiza de nuevo, pienso volver sin pensarlo. Además, voy a decirle a mi mujer que también venga. Aunque me cuesta entender algunos de los mensajes, estoy contento que me haya hecho pensar en cosas sobre las que nunca había reflexionado. Ahora entiendo un poco mejor a mi mujer” asegura Isaiah, uno de los asistentes. Aunque será un camino largo, se espera que este tipo de actividades se acerque cada vez más al objetivo del proyecto. Por ahora, es posible afirmar que la actividad fue todo un éxito en asistencia y participación y en cómo la comunidad ya espera su segunda edición dentro de unos meses.
 

 


Volver